Entrada simple 2

Entrada simple 2

La ‘magia’ de la osteopatía infantil

Como la mayoría de bebés, Lis ha sufrido los dichosos CÓLICOS DEL LACTANTE, y nosotros hemos sido unos de esos papás desesperados en busca de “la solución”, probando varias cosas, hasta que dimos con la OSTEOPATÍA INFANTIL.

Sin duda ha sido la solución. En cuatro sesiones habían desaparecido los gases y las molestias. Lis estaba mucho más tranquila, no sufría la crisis nocturnas y dormía mejor. Es por eso, que empecé a interesarme por los beneficios de la osteopatía infantil, ya que no solo es capaz de quitar gases. Tiene infinidad de posibilidades de tratamiento para muchísimas cosas, que yo desconocía totalmente.

Es una pena que la Osteopatía Infantil apenas se conociese por aquel entonces porque estoy convencido de que si hubiese recibido unas sesiones después del parto para aliviar la presión de mi cráneo y normalizar las tensiones fasciales originadas intraútero (que habían hecho que mi pie se ‘torciese’), posiblemente hubiera evitado el uso de la escayola y ahora no tendría una leve plagiocefaliaizquierda ni presentaría una actitud escoliótica.”